Encargo 1 / Cultura Urbana Contemporanea

Si nos preguntamos ¿Porqué queremos vivir en una ciudad? La posible respuesta puede estar simplemente basada en los servicios que esta presenta. Se acepta la centralización de poderes políticos, jurídicos, sociales, comerciales, etcétera, y el camino que se debe realizar para acceder a estos poderes según la posición geográfica-política-social en la que uno se encuentre.

Sin embargo, la ciudad es mucho más que la aceptación de la centralización de poderes. La ciudad es una oportunidad. Una idea, un anhelo, una imagen. Y, precisamente las ciudades se encargan de potenciar estos factores sensoriales para entregar una imagen única a sus visitantes, donde ellos puedan reconocer fácilmente las cualidades que las ciudades ofrecen.

En el texto de Ítalo Calvino, Ciudades invisibles, se van presentando diferentes tipologías de ciudades que se pueden encontrar representadas en una realidad más concreta que el surrealismo con que el autor trabaja.

Se debe entender que las ciudades, independiente del lugar geográfico y de sus características únicas como la cultura y su clima, trabajan con un sin numero de similitudes y conexiones, en donde nace con el concepto de ciudad global.

Imagen

En la imágenes, se presenta la ciudad de Singapur. Se puede observar sus colores y su forma. Se imaginan o se deducen las posibilidades que pueden ocurrir en esta ciudad. Sin embargo bastará con visitarla y vivir en ella para saber realmente que es lo que significa vivir en Singapur.

Entonces, ¿Porqué queremos vivir en una ciudad?, simplemente por el conjunto de elementos que estas entregan. Su posición geográfica favorable, sus avances tecnológicos y mas ideológicamente, la posibilidad de que todo ocurra.

Así también las ciudades reflejan la forma de vida de sus habitantes, tratan de generar identidades propias para entregaralgún sentimiento de arraigo a las personas que conviven en ellas, para no perderse en esta aldea global.

 

¿ A quién le pertenece la ciudad?

 

Es cierto que una manera rápida de discernir pertenencia deriva en sus habitantes, pero como se dijo anteriormente, las ciudades se encargan de aceptar un movimiento poblacional, por que adjudicar una pertenencia solo sus ciudadanos puede producir fácilmente un proceso de segregación, de exclusión.

Por lo que a mi parecer, las ciudades no le pertenecen a nadie. Son producto de un sistema instaurado de comercio e ideales, en donde se venden diferentes tipos de imágenes según la población que desean integrar o excluir, de esta manera se debe aceptar que las ciudades solo forman parte y nacen desde un sistema globalizado. 

Sebastian Farías

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s